domingo, 13 de febrero de 2011

Tarta corazón de fresas

Se acerca San Valentín y, aprovechando que tengo el molde apropiado, ahí va mi contribución al festejo. La tarta de queso ya la tengo en el blog, aunque con detalles diferentes, pero como es mas cómodo mirarla al completo, la pongo otra vez.

Ingredientes:
Base:
200 gr de galletas Digestive
80 gr. de mantequilla
1 tapón de Málaga Virgen
Relleno:
800 gr de nata
1 tarrina de queso Philadelphia
1 vaso de agua de azúcar
1 vaso de leche
2 sobres de cuajada Royal
Fresas para cubrir la tarta y una cuantas ( 5-6 ) cortadas en trocitos para dar brillo
Preparación:
Se prepara un molde de corazón desmontable. Se trituran las galletas y se mezclan bien con la mantequilla y el Málaga Virgen. Se echan en el molde aplastándolas un poco con una cuchara y se reserva.
Se colocan las fresas partidas a la mitad alrededor del molde, de pié (para que se sujeten se cortan un poco en la base). Se podría hacer en un molde que no fuese desmontable pero la tarta tendría que estar un poco congelada para que no se estropee al desmoldarla.
Se bate en batidora la nata, el queso, el azúcar, los sobres de cuajada y la leche todo excepto las fresas. Se pone a calentar con cuidado de que no se pegue y cuando comience a hervir y salga espuma por encima, se apaga.
Es necesario revolver continuamente el preparado cuando esta en el fuego porque se pega fácilmente.
Ponemos la mezcla en el molde con cuidado de no estropear las fresas del borde. Esto se puede hacer en varias veces para que se sujeten bien las fresas. Hay que procurar que la mezcla no esté muy caliente porque las fresas del borde pueden perder algo de color. Se quedan como cocidas. Esto es una sospecha que está por verificar.
Se mete en el frigorífico hasta el día siguiente.
Para desmoldarla se pasa un cuchillo por los laterales y se coloca en la bandeja en la que se va a servir ; también se puede forrar el molde con un papel de horno todo alrededor para que sea mas fácil de desmoldar.
Una vez que la tarta de queso está bien cuajada, se colocan las fresas por encima y se pintan con la mermelada de fresa.

Mermelada de fresa para dar brillo:5-6 fresas en trocitos
2-3 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de agua.
Se ponen las fresas, el azúcar y las cucharadas de agua en un cazo a fuego suave, intentando deshacer bien las fresas y revolviendo . Cuando ya esté la mezcla un poco gelatinosa se pasa por un colador y se pintan las fresas con un pincel o con el dedo como en este caso, porque me quedó demasiado cocido y no lo podía extender bien. Podría haber añadido un poco de agua pero tenía prisa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada