lunes, 21 de octubre de 2013

Pastel de puerros

Esta receta  me la pasó una compañera de trabajo que asistió a un curso de Cocina Navideña en una casa rural por los alrededores de Oviedo y este plato era uno de los del menú de Navidad.

Ahora lo suelo hacer casi todos los años por esas fechas para no saturarme de tanto sabor a marisco y pensaba subir la receta un poco más adelante pero como algunas compañeras quieren ya la receta, pues allá vamos…

INGREDIENTES:
400 g de puerros cortados en rodajas y pochados en aceite
2 huevos cocidos
200 m. de nata líquida
Pimienta molida
1 tarrina de queso Philadelphia
2 cucharadas de mayonesa
3 hojas de gelatina
Sal

PREPARACIÓN:
Se pochan (sofríen, rehogan) los puerros con un poco de aceite en la sartén para que queden blanditos pero sin llegar a dorar. Se cuecen los huevos.
Preparamos las láminas de gelatina poniéndolas un rato (5 minutos o así) en un plato hondo con agua fría hasta que ablandan y a continuación yo las aclaro un poco al grifo. Para disolverlas se pone un cuarto de vaso de agua o menos (lo mínimo que se pueda) en el microondas a calentar (no hace falta que hierva) y luego se echa la gelatina y  se revuelve hasta que se disuelve. Se añade a la nata líquida.
Finalmente se mezclan todos los ingredientes con la batidora y a la nevera.
Con estas medidas sale mucha cantidad. Se pueden poner en tupers o en flaneras de de aluminio untadas con aceite o mantequilla y congelar para otra ocasión. Yo siempre lo hago. Es perfecto para grandes reuniones porque cunde mucho.























Este fin de semana probé un pastel de puerros totalmente diferente en un restaurante y estaba buenísimo. Por encima llevaba un alioli con un golpe de soplete, o al menos me dió esa impresión pues parecía un poco requemado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada