martes, 11 de febrero de 2014

Tarta Guinness



Hacía tiempo que tenía la cerveza en casa para hacer esta tarta, que en todos los blogs dicen que está buenísima, pero ¡qué decepción!. No me gustó nada… Yo creo que no le dí el punto al bizcocho porque no puede ser que todo el mundo diga que está muy rica y en mi casa no haya tenido ningún éxito. Además tenía un sabor raro, supongo que será por la cerveza (llevaba bastante tiempo en el armario). Congelé la mitad para pedir opinión a alguien que ya la hubiese probado y ver si la hice mal. De todas formas hoy compré otra botella de cerveza para hacer un segundo intento.
A pesar de todo la subo al blog para que veáis que de presencia no está mal pero el sabor… ¡bah!
Los ingredientes son los mismos en todos los blogs que consulté así que el problema no está en las cantidades. 

INGREDIENTES:
Bizcocho:

• 250 gr cerveza negra Guinness 
• 250 gr. mantequilla
• 75 gr. cacao en polvo
• 400 gr. azúcar
• 140 gr. de nata líquida para montar
• 2 huevos
• 1 cucharadita de vainilla líquida
• 250 gr. harina para repostería
• 2 cucharaditas y media de bicarbonato 

Para el frosting (cobertura):

• 300 gr. queso tipo Philadelpia ( el mío de Mercadona)
• 150 gr. azúcar glas
• 360 gr. nata líquida para montar 


PREPARACIÓN:
Ponemos en un cazo la cerveza a calentar, sin que llegue a hervir, le añadimos la mantequilla cortada en trozos y removemos hasta que la mantequilla se derrita completamente, lo retiramos del fuego y lo reservamos. 
En un bol ponemos el cacao, el azúcar, la harina y el bicarbonato y lo mezclamos hasta que queden bien ligados todos los ingredientes y de un color uniforme. 
En otro bol, ponemos la nata líquida, los huevos y la vainilla líquida y lo mezclamos, con un batidor manual, hasta que nos quede una mezcla uniforme, a continuación añadimos la mezcla de cerveza con  mantequilla  y revolvemos hasta integrar ambas mezclas. 
A continuación vamos incorporando la mezcla líquida a los ingredientes secos y con unas varillas lo mezclamos hasta conseguir una masa uniforme y sin grumos. Queda bastante líquida.
Echamos la masa en un molde engrasado y con papel de horno en el fondo para que sea mas fácil de desmoldar.
Lo horneé a 180º durante 1 hora y cuarto con calor arriba y abajo. La receta indicaba 50 minutos pero en ese tiempo estaba crudo. Es mas, creo que tenía que haberlo dejado mas tiempo porque aunque el palillo salía seco, tengo mis dudas…
Lo sacamos y lo dejamos enfriar en el molde


Frosting (glaseado, cobertura):

En primer lugar monté la nata con Thermomix, que es más cómodo, y sin quitarle la vista de encima hasta que estuvo lista.  Se puede hacer con una batidora normal con las varillas. Sacamos a un bol.
Mezclamos el queso y el azúcar hasta conseguir una crema suave, después lo añadimos a  la nata que teníamos reservada en el frigorífico y lo mezclamos suavemente para que no baje la nata.
Cuando el bizcocho esté frío ponemos esta crema sobre él adornándolo como mas nos guste.
Yo puse casi toda la crema sobre el bizcocho pero me parece demasiada. En vez de la espuma de la cerveza parecía un alud. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada