viernes, 23 de octubre de 2015

Pastel de espinacas





Este pastel es de mi época de estudiante en Oviedo. La primera vez que comí espinacas fue de esta forma y me gustaron  tanto, que continué haciéndolo. Pueden utilizarse también  acelgas o cualquier         otra verdura.





















Ingredientes:
  • 2 bolsas de espinacas frescas (sirven congeladas)
  • Ajo
  • Aceite
  • Sal (una pizca)
  • 2 latas de bonito en aceite
  • Puré de patatas
  • Queso 



Preparación:

Se lavan las espinacas si son de bolsa y se cuecen al vapor 5 minutos con una pizca de sal.  Se escurren bien apretándolas  y se cortan. A continuación se pica menudo un diente de ajo y se pone en la sartén con las espinacas y un poco de aceite. Se reserva.
Se abren las latas de bonito, se les escurre un poco el aceite y se mezclan bien con las espinacas reservadas. Se colocan en la fuente en que se va a servir (tiene que poder ir al horno) formando una torta .
Se prepara el puré de patatas con tres o cuatro patatas bien cocidas a las que se añade leche hirviendo, sal  y un poco de mantequilla, aplastándolo todo bien o pasándolo por el pasapurés. También se puede hacer de bolsa, siguiendo las instrucciones del fabricante.
Una vez preparado el puré se coloca encima de la torta de espinacas, alisándolo bien o metiéndolo en manga pastelera para darle forma y se cubre bien todo. Se  espolvorea con queso rallado y se pone a gratinar con unos trocitos de mantequilla o aceite por encima hasta que esté dorado. También se puede espolvorear con pan rallado sustituyendo al queso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada