sábado, 24 de julio de 2010

Calabacines rellenos (dieta)


Cuando comencé a escribir en este blog, mi intención era poner únicamente recetas de repostería pues es lo que me gusta y además  no cocino habitualmente, pero como hay que controlar los dulces, pondré alguna receta de salado. No muchas, las que me parezcan mas apetecibles... No es el caso de esta aunque también se puede comer de dieta sin que lo parezca. ¡El sabor es otra cosa! Nunca saben igual...

Ingredientes:

2 ó 3 calabacines
Carne guisada sin salsa(restos)
Sal
Lonchas de queso ligth

Salsa de pimientos del piquillo:
1 lata pequeña de pimientos del piquillo
1 diente de ajo
Sal y pimienta
Aceite de oliva
Nata o leche desnatada


Preparación:
Limpiamos los calabacines. Los cortamos en trozos mas o menos regulares y los pelamos a rayas. Le doy un corte en la base a cada trozo, como una rodaja ancha, sin llegar a cortar del todo y sin que se desprenda. Con el descorazonador de manzanas vacío los calabacines dejando 1 cm. alrededor y sin que llegue al final (solo hasta la rodaja). De esta forma el relleno no se sale. los ponemos a cocer en agua con sal hasta que rompa a hervir junto con los trozos que vaciamos (yo los tuve mas tiempo pero hay que tener cuidado porque si cuecen mucho no se sostienen una vez cocidos). Sacamos y escurrimos boca a bajo.
La carne del calabacín se pica y se mezcla con la carne guisada desmenuzada. Rellenamos los calabacines con esta mezcla y tapamos cada porción de calabacín con un trozo de rodaja de queso (1/4 de rodaja). Los metemos en el horno hasta que el queso funda y gratine un poco.

Una vez derretido el queso, se sacan y se sirven con la salsa de pimientos del piquillo.


 
Preparación de la salsa:
Ponemos los pimientos en un cazo con un chorro de aceite. Les añadimos el ajo y hacemos a fuego bajo 5 minutos. Salpimentamos y añadimos la nata. Seguimos haciendo hasta que la salsa reduce. Trituramos todo y volvemos a poner al fuego para que vuelva a tomar color. Si no se vuelve a cocer un poco la salsa después de triturada, queda anaranjada y muy paliducha. Para que sea de dieta se puede añadir leche en vez de nata. Como solo se pone salsa para adornar el plato, no creo que las calorías aumenten mucho y están mas apetecibles los calabacines. Lo fundamental es  que sean agradables a la vista...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada