martes, 21 de septiembre de 2010

Bonito en aceite de oliva





Esta es la receta de conserva de bonito que hace mi madre desde hace bastantes años. Posteriormente se fueron añadiendo miembros de la familia y actualmente nos reunimos una vez o dos en el verano y lo hacemos juntos. Vamos camino de poner una conservera... Ya le cogimos el punto y siempre sale bien. Los papeles que cubren los tarros son del año pasado pero el bonito es de julio de este año.



Ingredientes:
Bonito (1 ó 2 depende de las ganas de trabajar)
Aceite (bastantes litros)
Sal
Perejil
Cebolla



Preparación:
Se corta el bonito en rodajas de cuatro dedos de grosor aproximadamente o, si se prefiere, de un grosor similar a la altura de los tarros que se vayan a utilizar. Se lava, se pesan los trozos y se ponen en la olla en la que se va a cocer. Por cada Kg. de bonito se echan 50 gr. de sal. Cuando ya está la olla llena, se añade un puñado mas de sal o si se prefiere se echan 60 gr. por kilo de bonito. Se cubre de agua y se cuece durante hora y media (o hasta que se vea que está cocido, pues depende de la cantidad de bonito que haya en la olla y del grosor con que se corte). Se añade un trozo de cebolla y un poco de perejil. Una vez cocido se saca, se escurre y se deja enfriar fuera de la cacerola, cubierto con un paño. Frío ya el bonito, se le quitan las espinas y venillas, se limpia bien y se escoge.

Se preparan los tarros( previamente esterilizados en agua hirviendo durante 20 minutos) y se les echa un poco de aceite (más o menos un dedo); a continuación se van llenando de bonito y se terminan de cubrir con aceite. Se tapan y sin apretar la tapa se dejan hasta el día siguiente o hasta que pasen unas horas; esto es para que el aceite empape bien el bonito y si es necesario se rellena con mas aceite. Al día siguiente se cuecen al baño Maria. Tiene que llegarles el agua a los tarros por la mitad. Se tapa la olla y se cuecen 45 minutos tres días consecutivos (actualmente lo cocemos hora y media un solo día).
Una vez fríos los tarros se van apretando las tapas una por una y si se produce una especie de silbido o escape de aire se apartan para consumirlos pronto. Esto ocurre porque la tapa no ajusta bien.

Se esperan dos o tres meses para consumirlos aunque también están buenos recien hechos.

Las migas de bonito se ponen en tarros aparte y se consumen antes porque con el paso del tiempo adquieren un gusto fuerte. Sirven para hacer tortillas, ensaladas, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada