martes, 2 de noviembre de 2010

Bomba de piña


Ingredientes:
1 kg de piña en conserva
6 cucharadas de leche condensada
200 ml. (un vaso) de nata montada
9 bizcochos de soletilla
Mermelada de albaricoque
½ vaso del zumo de la piña
Mantequilla para untar el molde
Guindas
Una pizca de cremor tártaro (lo hay en La Colosal)



Preparación:
En primer lugar se monta la nata de la forma habitual. Al empezar a batir le pongo la punta de una cucharita de cremor tártaro para que quede mas consistente. No sé si resulta mejor pero tranquiliza bastante. A pesar de la leche condensada yo le echo un poco de azúcar a la nata.

Se unta el molde o bol en que se vaya a hacer la tarta con mantequilla, aunque pensándolo bien igual resulta mejor con aceite para que resbale bien. Yo algunas veces no le pongo nada. A continuación se colocan las rodajas de piña artísticamente y bien escurridas (mejor secarlas con papel de cocina); si se hace en un bol se pone una en el fondo y las otras por la pared. Se rellenan bien los huecos con nata montada, de manera que por la parte de afuera se vea solamente nata y piña. Se va poniendo una capa de bizcochos de soletilla remojados en el zumo de la piña, se extiende un poco de leche condensada encima de los bizcochos, una capita de mermelada de albaricoque, a continuación una capa de nata y así sucesivamente, bizcochos, leche condensada, mermelada y nata hasta llegar al final del molde. Una vez preparada se mete en la nevera hasta el día siguiente.

Conviene hacerlo en un molde del tamaño apropiado para que se pueda rellenar hasta arriba. Si se hace en un molde muy grande y no se llena, al volcarlo, la caída puede ser catastrófica y desmoronarse entero…A veces lo más difícil es el desmoldado porque se agarra a la pared y no baja. En estos casos lo mejor es meterle un cuchillo por el borde para que coja aire y se suelte, ¡Ah! Y cruzar los dedos para que la caída no sea mortal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada