sábado, 6 de noviembre de 2010

Tarta de té matcha


Consultando algunos blogs de cocina descubrí el té matcha y tenía curiosidad por probarlo para hacer algo de repostería. Lo conseguí en Londres a precio de azafrán en hebra. Compré 20 gr. y cuando me puse a hacer la tarta era la cantidad que llevaba, así que añadí una pizca de colorante verde y quedó de dos colores.

¡Eso sí! Me sobró para otra tarta, aunque la próxima vez no añadiré colorante.

Esta receta está copiada del blog www.tartasprovocativas.blogspot.com aunque la suya está estupenda, cada capa impecable y no mezcladas como las mías.




Ingredientes (para un molde desmontable o aro de 20 cm):


Para la plancha de bizcocho al cacao:
Yo hice el bizcocho con la mitad de estos ingredientes pero quedó una capa demasiado baja, mejor utilizar estas cantidades que son las originales de la tarta. Además como el bizcocho se debe hacer en un molde un poco mas grande que la tarta, sobra un recorte alrededor.

• 4 huevos
• 120 g de azúcar
• 100 g de harina
• 20 g de cacao puro en polvo

Para la cuajada de chocolate blanco:
• 150 g de chocolate blanco
• 250 g de leche
• 250 g de nata para montar
• 1 sobre de cuajada
• Aroma de limón (ralladura o gotas de limón)

Para la mousse de té matcha:
• 7 hojas de gelatina (12 g)
• 200 g de leche
• 20 g de té matcha en polvo (puse dos cucharitas pequeñas y un poco de colorante)
• 2 huevos
• 180 g de azúcar
• 160 g de nata para montar
• Cremor tártaro (opcional)

Para la decoración:
• Arándanos
• Manzanas de crema de mantequilla



Elaboración:
Para la plancha de bizcocho al cacao:

• Se blanquean los huevos con el azúcar, batiendo con varillas durante 12-15 minutos (En Thermomix, con mariposa, 6 minutos, 37º, velocidad 3 y 1/2, y otros 6 minutos a la misma velocidad pero sin temperatura).

• Se añade la harina y el cacao, tamizados, y se mezcla suavemente. (En Thermomix, 6 segundos en velocidad 3).

• Se vierte sobre una bandeja de horno cubierta con un Silpat o sobre un molde un poco mas grande que el de la tarta para recortarlo después. Se hornea a 180º durante 6,30 minutos (yo lo tuve bastante mas tiempo, por lo menos 20 ó 25 minutos).

• Se deja enfriar y se corta un círculo del tamaño del molde. Para ello, se pone el molde sobre la plancha y con un cuchillo recortamos por la parte exterior del molde (es mejor que sobre un poco a que falte, yo diría que es mejor que esté un poco apretado, de esta forma no se escurre la crema como me pasó a mi).

• Se pone el bizcocho en el plato donde se va a servir la tarta, y en torno a éste se pone el aro del molde desmontable, forrado con una tira de acetato (esto facilitará el desmoldarlo), sin la base, y bocabajo, para que no nos molesten los salientes que tiene el aro para sujetar la base.

Para la cuajada de chocolate blanco:

• En un cazo se pone a fuego suave la leche, la nata y el chocolate blanco, hasta que éste se deshaga, sin dejar de remover. Entonces, se añade el sobre de cuajada y el aroma de limón, y se sigue removiendo. Desde el principio al fin, hay que contar unos 10 minutos y hay que procurar que no hierva. (En Thermomix, se ponen todos los ingredientes y se programa 7 minutos, a 90º, velocidad 5).

• Se deja templar un par de minutos, lo justo para que coja un poco de cuerpo, sin dejar de remover o cuajará, y se vierte sobre la plancha de bizcocho. Yo lo eché demasiado líquido y se escurrió sobre el bizcocho de chocolate y no queda bien.

• Se deja cuajar sin moverlo del sitio, y se lleva al frigorífico hasta que enfríe del todo. Mejor no moverlo hasta que esté cuajado y luego al frigorífico.

Para la mousse de té matcha:

• Se ponen las hojas de gelatina a hidratar en agua fría.

• Se pone en un bol el té matcha, tamizado, y se añade la nata lentamente mientras se remueve con unas varillas. La nata mejor se añade a cucharaditas porque es muy difícil disolver el té. Yo lo tuve que pasar por un colador y aún así quedaron motitas sin disolver. Se añade la leche.

• Se montan las dos claras. Cuando empiecen a montar se añade la punta de una cucharadita de cremor tártaro (o zumo de limón), y cuando estén casi montadas se va añadiendo el azúcar poco a poco. (En Thermomix, 4 minutos, 37º, velocidad 3 y 1/2.)

• Se baten las yemas.

• Se calienta a fuego lento en un cazo la mezcla que hemos preparado con el té, a la que se añaden las yemas, sin dejar de remover hasta que espese ligeramente. Se escurre la gelatina y se añade también. (En Thermomix, 7 minutos, a 80º, velocidad 1 y 1/2). Yo puse 6 hojas de gelatina y cuajó pero tardó bastante; creo que soportará bien las 7 hojas sin quedar muy compacto.

• Se vierte esta preparación a las claras, muy despacio, en hilo fino, mientras vamos removiendo con las varillas, siempre hacia el mismo lado.

• Se vierte esta crema sobre la capa de chocolate blanco de la tarta. Tiene que estar la capa anterior cuajada y se echa por encima de un cucharón para que no haga un agujero en la capa de chocolate blanco. Yo también hice unas estrías muy superficiales con un tenedor a la capa de chocolate, así se supone que agarra mejor y no se mueve al cortarlo.

• Se espera a que cuaje y después se mete en el frigorífico hasta el día siguiente.

• Se desmolda con mucho cuidado. A mi se me mezclaron las capas por añadirlas muy líquidas y no quedó muy bien.

Decoración:

Los arándanos los puse a remojo toda la noche en Moscatel porque eran secos.

La crema de mantequilla la tenía porque me había sobrado del adorno de unas magdalenas (ver la preparación en “Magdalenas decoradas”) y rellené con ella unos moldes de cubitos de hielo. Los metí en el frigorífico y ya está. De todas formas es mejor hacer los adornos con chocolate blanco. Se disuelve en el microondas muy despacio y se rellenan los moldes. Quedan mas duros y aguantan mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada