miércoles, 8 de diciembre de 2010

Escaldao


Este plato era típico de Navidad en algunas zonas de Asturias (Candamo, Grado, etc.) y tenía bastante interés en conseguir la receta y forma de elaboración; así que logré que mi tía Conchita me hiciera una demostración en vivo y en directo… Es la receta que hacía ella todas las navidades.
Se puede presentar de muchas maneras, en forma de tableta de turrón, en una cazuela de barro, etc. Y el aspecto también puede variar, de hecho Marina, una tía de mi padre, lo hacía muy oscuro. Supongo que añadiría mas cantidad de miel o de azúcar.


Ingredientes:
Boroña (mas o menos 1 Kg. de migas)
400 gr. de manteca de pueblo
250 gr. de azúcar (o mas si se prefiere, hay que probarlo)
Una cucharada de miel
Anís dulce (un chorrito). Yo eché la medida del tapón.

Ingredientes para la boroña:
375 gr. de harina de maíz
375 gr. de harina de trigo
Sal
Agua

Preparación de la boroña:
Se hace un pancho (pan) de harina de trigo y harina de maíz, mitad de cada (en este caso 750 gr. entre las dos, pero salió muy grande)

En primer lugar se echa en una fuente la harina de maíz y se le agrega el agua muy caliente (ir añadiendo poco a poco); se remueve con una cuchara de madera hasta hacer una pasta. Se tapa. Cuando esté templado se le echa la harina de trigo, un poco de levadura y unas arenas de sal. Se amasa y si es necesario se añade mas agua. Se deja en reposo hasta que esté fermentada. Se hace un pancho y se cuece en el horno a 180º.

Una vez cocida la boroña, se deja enfriar y se corta como para hacer sopas de pan. Se puede echar solamente la miga o con algo de corteza y así parecen almendras.


Preparación del escaldao:
Ponemos a cocer la manteca hasta que suelte una espumilla blanca, removiendo sin parar. La espumilla se saca con un colador. A continuación añadimos las sopas (migas) de boroña y se continúa cociendo hasta que se va formando una pasta. Seguimos revolviendo.. . Se añade el azúcar poco a poco. Insisto, hay que remover continuamente para que el azúcar no se requeme. Cuando tiene un bonito color dorado se echa la cucharada de miel y el anís dulce. Cocemos hasta que nos guste el color que va tomando. En el momento que nos parezca que ya está listo, se presiona un poco la masa dentro de la olla, colocándola inclinada, y se escurre la manteca sobrante. Se coloca la pasta en los moldes, apretándola bien. ¡Listo para consumir al día siguiente!

Se puede añadir azúcar y miel a gusto de cada uno e incluso cocerlo durante mas tiempo para que quede mas oscuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada