domingo, 30 de enero de 2011

Cabello de angel

Esta conserva la hace mi madre desde hace varios años y solamente la utilizamos en algunas recetas de repostería como el Roscon de Reyes. Dicen los que saben, que es mejor guardar la calabaza durante un año antes de utilizarla, de esta forma tiene mas hilos el cabello. Aunque nunca lo había hecho, esta vez esperamos el año pero quedamos hartas de ver la calabaza rodando por el trastero. Es posible que tenga mas hilos pero para eso habría que comparar, pues después de un año ya no te acuerdas de la otra.
Ingredientes:
Una calabaza de unos 2 kg.
Igual peso de azúcar que de calabaza, una vez cocida
Limón
Canela

Se parte la calabaza en trozos, se quitan las pepitas y las fibras y se pone en una olla grande cubierta de agua. Se cuecen durante una hora. Al cabo de ese tiempo se deja enfriar. Cuando esté templada se separa la corteza con una cuchara, se desprende el cabello de la cáscara y se deja en agua fría hasta el día siguiente. Se escurre bien, apretando con las manos y se pesa, poniendo igual cantidad de azúcar que de calabaza, una rama de canela y una corteza de limón partida en tiritas finas. Se pone al fuego y se deja cocer quince minutos. De nuevo se tiene en reposo otras veinticuatro horas, se vuelve a cocer quince minutos y se retira.

Pasadas otras veinticuatro horas; por tercera vez, se repite la operación.

Se puede servir o se guarda en tarros herméticamente cerrados. Se cuecen al baño María una hora. Se conservan en sitio fresco y oscuro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada