sábado, 7 de enero de 2012

Roscón de Reyes


Esta receta llega un poco tarde pero con el ajetreo de las compras no tuve tiempo de hacerlo hasta hoy. Me parece que quedó bastante bien, aunque mi hermana dice que debería tener un poco mas de azúcar. Yo sigo prefiriendo el de hojaldre pero nunca me sale bien.
Éste hubiera quedado estupendo cortándolo a la mitad y relleno de crema pastelera pero no tuve tiempo.
Después de consultar varias recetas me decidí por la del blog Webos fritos porque daba muchas explicaciones, aunque al final nunca se hace exactamente igual. Lo hice con Thermomix y a mano.
  



MASA MADRE:
70 g de leche entera
10 g de levadura fresca de panadería (la mía descongelada y puse 16 g porque al congelar pierde fuerza, pero no perdió nada; si me descuido se hace un balón de fútbol). 
1 cucharadita de azúcar
130 g de harina

MASA:
120 g de azúcar glas
60 g de leche entera
70 g de mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos medianos
25 gr de agua de azahar (no puse porque la botellita que tenía la tiré y el día antes no la encontré por todo Avilés).
450 g de harina de fuerza (Mercadona)
Media cucharadita de sal

DECORACIÓN:
Huevo batido
Naranjas confitadas, guindas, almendras fileteadas, etc.
Azúcar  humedecido con una gotas de agua



PREPARACIÓN:
En primer lugar puse todos los ingredientes de la masa madre en el vaso y programé 15 segundos a velocidad 4. Retiré del vaso e hice una bola con las manos y la introduje en un bol con agua templada. Cuando la bola de masa flote y aumente su volumen ya está lista. Dicen que en diez o quince minutos ya está lista pero yo me recorrí la ciudad buscando el agua de azahar y cuando llegué era un balón de masa medio deshecha flotando en el bol. ¡Por supuesto no hice otra!
Seguí con el resto de la receta…Puse el azúcar glass en el vaso y el resto de los ingredientes de la masa y por último la masa madre pringosa. Programé 30 segundos en velocidad 6 y a continuación 3 minutos en velocidad espiga. Saqué la masa para un bol untado de aceite pero antes la amasé otro poco a mano y le añadí algo de harina espolvoreada por la meseta porque estaba un poco blanda. Tapé el bol con papel film untado de aceite y la dejé en el frigorífico hasta el día siguiente.
Al otro día deje la masa a temperatura ambiente durante una hora mas o menos y luego la amasé un poco para quitarle el aire. Forme los roscones, uno grande y otro pequeñito y los dejé dos o tres horas tapados para que volviesen a subir. Para formar el roscón introduje los dedos y fui agrandando el agujero poco a poco y dejándolo reposar de vez en cuando un rato. Introduje las sorpresas y pinté con huevo batido con mucho cuidado de no pinchar la masa porque se puede bajar. Adorné con frutas confitadas (cerezas, naranjas confitadas que preparé yo misma, otras frutas verdes que no se lo que son, etc.), almendras fileteadas y azúcar salpicado con unas gotas de agua.
Precalenté el horno a 200º, con calor arriba y abajo y después lo bajé a 180º. Los últimos minutos le puse papel de aluminio por encima. En total creo que estuvo mas o menos 30 minutos en el horno. 
Finalmente se deja reposar sobre una rejilla. 
La foto de abajo está horrible...
  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada