domingo, 12 de mayo de 2013

Tarta de fresa, nata y bizcocho


Esta tarta es consecuencia directa de un desastre con uno de los bollos de Pascua de este año. No sé la causa pero uno de los mantecados no subió por el centro y además quedó con una textura totalmente diferente. Resultado, ¡tuve que hacer otro…! Después de más de veinte años  haciendo bollos de Pascua, todavía me pasan estas cosas…
El caso es que con los tiempos de crisis que vivimos no se puede tirar nada y corté los mantecados en capas e hice la tarta para el domingo de Pascua.
¡Quedó con una forma muy típica en Avilés! Y todavía me dio para hacer otra tarta para el lunes de Pascua que pondré más adelante. 

Ingredientes:
Bizcocho (sirve cualquiera de nuestra elección porque estará mejor que el mío)

Relleno y adorno:
½ litro de nata líquida (35% de materia grasa)
4 cucharadas de azúcar glas
½ kg. de fresas

Almíbar para remojar:
1 taza de agua
1 taza de azúcar

Almíbar de fresa:
4 ó 5 fresas
2 cucharadas de azúcar
Un chorrito de agua

Preparación:

En primer lugar se prepara el almíbar, poniendo en un cazo una taza de azúcar y otra de agua, llevándolo a ebullición hasta que se disuelva el azúcar. Se deja enfriar. A continuación corta el mantecado o bizcocho en capas (yo solamente puse dos porque dudaba que fuese comestible y no tenía ganas de estropear más cantidad). Se baña el disco de bizcocho  que se va  a poner de base.
En segundo lugar se monta la nata poniéndola en un recipiente hondo junto con el azúcar glas y batiéndola con la batidora (con la varillas puestas) o a mano. Si tiene que esperar una vez montada se mete en el frigorífico.
A continuación se preparan las fresas cortándolas por la mitad a lo largo (no las puse verticales porque no tenía suficientes pero quedan mas aparentes). 



Finalmente se cubre el disco de bizcocho remojado con parte de la nata montada, se le añaden trocitos de fresas al gusto, se cubre con otra capa de bizcocho, se remoja y se vuelve a cubrir con más nata por la parte superior y por los bordes, no mucha. La de los bordes la rallé con un tenedor para hacerle estrías. Se cubre con las mitades de las fresas y se termina de adornar con la nata restante.
El almíbar de fresa se prepara poniendo a cocer las cuatro o cinco fresas cortadas menudas en un cazo, junto con el azúcar y el agua y cuando estén bien deshechas las paso por un colador y con el jugo que sueltan baño las fresas de la tarta con un pincel para que queden muy brillantes. Si sobra algo se pone en un bol y se lleva a la mesa para servirlo con los trozos de tarta.
Si el almíbar de fresa queda muy espeso se le añade una cucharadita de agua. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada