jueves, 23 de octubre de 2014

Tiramisú exprés


Rápido, fácil y buenísimo. Pertenece al blog de canecositas. Doblé las cantidades y lo hice con bizcochos duros (más rápido todavía). Añadí el azúcar al café aunque ella no lo recomendaba. Lo hice por la mañana y lo serví en la cena. Tenía buena consistencia y un sabor riquísimo. El único problema que le veo al tiramisú es remojar los bizcochos lo justo, ni mucho ni poco. Ya hice un tiramisú demasiado remojado y era un revoltijo de no se sabía qué. En casa fue un éxito. Utilicé el plato donde lo iba a servir y sólo el aro de un molde de 22 cm. que era de abrir y resulta muy cómodo para desmoldar.
No tardaré en repetirlo...


INGREDIENTES:


  • Bizcochos de soletilla (duros).

  • Cacao en polvo para espolvorear por encima

RELLENO:
  • 120gr de azúcar
  • 1 tarrina de mascarpone (250gr)
  • 1 tarrina de Philadelfia de las pequeñas(200gr)




PREPARACIÓN:
Poner el azúcar en el vaso, hacerlo glas, durante unos 30 segundos. Poner la mariposa, añadir los quesos, batir en velocidad 3, de 10 a 15 segundos,   hasta que se mezcle todo y quede como nata montada. (si nos pasemos de vueltas, quedará demasiado líquida, tendremos que esperar reposo) parece blanda la crema, pero se puede coger con la cuchara y no cae.

BAÑO DE LOS BIZCOCHOS:
1 vaso de agua, 1 cucharada grande de Nescafé, 3 cucharadas de postre de azúcar, 1 cucharada grande de amaretto o ron.


MONTAJE:
Colocar el aro en el plato donde vayamos a servir el tiramisú, poner la primera capa de bizcochos, mojarlos con la mezcla del café (es importante que queden bien remojados), rellenarlo con la mitad de la crema, cubrir con la otra mitad de los bizcochos, remojarlos con la mezcla de café y añadir encima el resto de la crema. Guardar en la nevera y espolvorear con cacao en el momento de servir.

NOTA: La crema queda tan consistente, que se podría servir al momento, aunque yo esperé unas horas. A mi hermana le parece que queda demasiado compacto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada