sábado, 14 de marzo de 2015

Tarta de piña (sin horno)


¡Muy fácil y refrescante! Ideal para los amantes de la piña -no es mi caso-.
Me pasó la receta mi compañera Aurora porque en su casa tiene  mucho éxito. Tengo que decir que a mi madre le encantó aunque a ella le gusta todo lo que lleve azúcar...



INGREDIENTES:



  • 1 Bote grande de piña
  • 1 litro de nata
  • 2 sobres de gelatina de piña
  • Bizcochos de soletilla
  • Azúcar para caramelizar el molde


PREPARACIÓN:
Se carameliza el molde y se colocan las rodajas de piña de la forma que prefiramos. Yo preparé el caramelo en un cazo y después lo eché en el molde intentando cubrir bien la base. Creo que hice excesiva cantidad de caramelo porque al desmoldarlo quedó en una plancha y luego se rompió. 
Aparte se junta la nata con el líquido de la piña y los sobres de gelatina, se mezclan y se ponen al fuego sin que llegue a hervir y removiendo para que no se pegue. 
Se vierte en el molde sobre la piña y se ponen los bizcochos por encima cuando todavía está líquido. Se deja enfriar un poco y se pone en la nevera hasta el día siguiente si es posible. 
Cuando está frío se desmolda y se adorna con nata montada o se utiliza tal cual. 



Nota: 
La próxima vez le pondré una lámina de acetato por la parte interior del molde para que no se estropee al desmoldarlo. 
Creo que también se podría sustituir un poco de nata por leche evaporada o leche entera para hacerlo un poco mas ligero, pero con cuidado de no pasarse y que no cuaje. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada