viernes, 13 de febrero de 2015

Tarta red velvet

Tarta para el cumpleaños de mi hija Elena que cumplía trece años pero como no teníamos el número 3, quedó de esa manera…y, aprovechando que es roja, la publicamos para San Valentín. A pesar de que no va remojada resulta muy jugosa y tiene un sabor muy agradable.
La receta es del blog María Lunarillos.

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:
  • 120 ml de aceite oliva suave
  • 320 g de azúcar blanco
  • 2 huevos L (en la receta original eran  M)
  • 2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 cucharadita y media de colorante en pasta rojo (yo Wilton)
  • 3 cucharadita de vainilla en pasta
  • 250 ml de leche entera
  • 2 cucharaditas de zumo de limón
  • 300 g de harina
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 2 cucharaditas de vinagre blanco de vino
 Para la crema de queso:
  • 125 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 300 g de azúcar glas
  • 125 g de queso crema  
Adorno:
  •         Lacasitos rojos
PREPARACIÓN:
Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo. Untamos los moldes con mantequilla; como no tenía tres moldes iguales, los compré de aluminio de 20 cm. porque no los encontré de 15 cm. como pedía la receta de María Lunarillos. Mezclamos la leche con el zumo de limón y dejamos reposar diez minutos. Tamizamos la harina con el cacao y reservamos.
Batimos el aceite, el azúcar y los huevos hasta que estén perfectamente integrados. Batiendo a velocidad baja, agregamos la harina con el cacao, alternándola con la leche. En un vaso mezclamos el bicarbonato con el vinagre y cuando burbujee lo agregamos a la masa. Agregamos el tinte rojo y la vainilla y mezclamos bien, aunque no me quedó tan roja como la de María Lunarillos. La verdad es que era otra marca..
Repartimos la masa en los moldes y horneamos durante 25-30 minutos o hasta que los bordes del bizcocho se hayan separado levemente de las paredes del molde y al introducir un palillo, éste salga limpio. Dejamos reposar los bizcochos sobre una rejilla y desmoldamos cuando estén templados. Se dejan enfriar. Los bizcochos quedaron con un poco de montañita en el centro y los igualé con un cuchillo de sierra, poniéndolos después en la tarta boca abajo. 
Para preparar la crema de queso, tamizamos el azúcar glas y lo batimos junto con la mantequilla hasta que la mezcla esté totalmente blanca y haya doblado su volumen. Agregamos el queso crema y batimos durante 5 minutos hasta que esté totalmente integrado.
Comenzamos a montar la tarta poniendo el primer bizcocho sobre un plato, con la ayuda de una cuchara de servir el helado pondremos dos cucharadas de crema y lo alisamos con ayuda de una espátula. Seguimos con el segundo bizcocho y repetimos con dos cucharadas de crema. Finalmente ponemos el último bizcocho. Aplicamos una capa muy fina de crema por toda la tarta, que nos servirá de sujeta migas, y refrigeramos la tarta durante 30 minutos. Pasado ese tiempo pondremos una capa más gordita de crema por toda la tarta. 
Colocamos los lacasitos rojos o el adorno que prefiramos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada