jueves, 25 de febrero de 2010

Tarta de milhojas



Esta tarta la hice para el día de Nochevieja de este año 2010. Lleva tanto tiempo que solamente la hago de año en año y eso despues de que me insistan mucho... Las fotos de abajo son del año pasado pero como cambié un poco la decoración puse fotos nuevas.



Ingredientes:
Hojaldre (ver receta en el apartado masas)
1/2 litro de nata líquida
Azúcar glas para espolvorear

Crema pastelera:
1/2 l de leche
2 yemas
2 cucharadas de maicena
4 cucharadas de azúcar
Una cáscara de limón


Se ponen en el horno tres láminas de hojaldre del mismo tamaño. Se pinchan bien para que no suban. Cuando están bien cocidas se sacan del horno y se dejan enfriar.

Se monta la nata con el azúcar glass, según se quiera de azucarada. Una vez montada se reserva en la nevera.

Para hacer la crema pastelera se separa del medio litro de leche un pocillo y se reserva. El resto se pone en un cazo, se le añade el azúcar, la cáscara de limón y se acerca al fuego dejándolo hervir durante unos cinco minutos.

En un tazón se ponen las dos yemas y la maicena, se agrega la lecha fría que se reservó y se remueve con cuchara de madera, mejor varillas, hasta que no quede ningún grumo, entonces se mezcla con la leche hirviendo, se remueve con las varillas o cuchara de madera y se cuece durante cinco minutos. Pasados éstos se separa del fuego y se traslada a un recipiente de loza o pirex para que se enfríe, removiéndola mientras se está enfriando con fecuencia con una cuchara de madera que se dejará dentro de la crema. Una vez fría se utiliza.

Montaje de la tarta:
Se pone la lámina de hojaldre de peor presentación en la bandeja donde se va a servir. Se cubre con la crema pastelera fría. Se pone la segunda lámina de hojaldre. Se cubre con una capa abundante de nata montada. Finalmente se pone la tercera lámina de hojaldre (la de mejor presentación) y se cubre con azúcar glass que se echará con un colador por toda la tarta.

Se pueden adornar los laterales con nata o recortarlos para igualar bien el hojaldre. Yo no hago nada porque quedo tan harta que lo único que quiero es acabar cuanto antes. Recortar los laterales es difícil porque se puede estropear.

La tarta está muy buena pero lleva bastante tiempo, sobre todo porque yo hago el hojaldre y para que quede buena, tiene que ser hecha el mismo día que se consume pues si no se reblandece el hojaldre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada