viernes, 14 de mayo de 2010

Macarons de cacao



¡Por fin me decidí a hacer los macarons! Después de consultar muchos blogs de cocina, sobre todo franceses, ver vidéos, etc. me puse manos a la obra. Creí que aunque todo el mundo dice que son díficiles, iba a ser mas fácil. Lo mas complicado es conseguir el punto de la crema pero para la próxima vez creo que la conseguiré. Tuve que sacarlos dos veces de la manga pastelera porque estaba muy blanda la crema y se salía sola. Así que venga a añadir almendra y azúcar glass hasta que quedaron mas o menos manejables.  
Todavía no los he probado porque tienen que estar 48 horas en reposo pero estoy encantada porque por lo menos el aspecto lo tienen de macarons y no de otras galletas.
De todas formas me da la impresión de que están demasiado cocidos...
¡Ah, la próxima vez los haré de otro color!

MACARONS


Ingredientes:
125 g de almendras molidas crudas
225 g de azúcar glass
20 g de cacao puro
110 g de claras de huevo
Unas gotas de limón
25 g de azúcar glass


Ganache:
200 g de nata líquida
150 g de chocolate negro (yo mezcle con chocolate con leche)
25 g de mantequilla


En primer lugar tamicé tres veces con un colador las almendras (125 g.) y el azúcar glass (225 g), aunque parecía que todavía quedaban bolitas de almendra. A continuación eché el cacao (20 g) y lo mezclé bien todo, pero parece que no se mezcla por igual.

Por otra parte batí las claras a punto de nieve y cuando estaban casi subidas le añadí los 25 g de azúcar glass en dos veces. En total estuve batiendo las claras 6 minutos (en thermomix). La próxima vez las tendré mas tiempo.

A continuación saqué las claras montadas para un bol y le fui añadiendo el batido de almendras, azúcar y cacao suavemente hasta que lo incorporé totalmente. Seguí mezclando un rato con una espátula (los franceses dicen macarronear la pasta). Traducción mía porque no tengo ni idea de lo que significa.

Me quedó la pasta un poco líquida porque no podía formar los macarons. Salía la pasta sola de la manga pastelera sin necesidad de apretar. Volví a sacarla de la manga y le añadí mezcla de azúcar glass y almendras que tenía preparada porque solamente hice la mitad de la receta original. Cuando me pareció que la pasta estaba un poco más consistente volví a intentar formar los macarons pero seguía un poco blanda para mi gusto. ¡Otra vez a añadir mas azúcar y almendra!.

Finalmente los coloqué en las bandejas de horno pero no se exactamente las cantidad que eché de azúcar y almendra. Tendré que restar lo que sobró. Esta parte de ponerlos en las bandejas es la más difícil porque es complicado que salgan todos iguales y si la pasta queda un poco dura queda un piquito encima aunque se puede golpear un poco la bandeja para que asienten.

Los dejé reposar en las bandejas una hora o más para que se sequen un poco. Por lo visto este es el truco para que les quede el reborde por abajo.

Finalmente los metí en el horno a 180º durante 12 minutos las primeras bandejas y 15 minutos la última porque parecía que los primeros estaban un poco húmedos por arriba. Quedaron demasiado tostados por la parte inferior pero para ser los primeros que hice no están del todo mal. En alguna bandeja quedaron como manchados. No se si es porque estaban poco cocidos.

Una vez fríos los metí en un Tupper en el frigorífico hasta el día siguiente.

Ganache: Troceé el chocolate. Calenté la nata en el microondas y luego le añadí el chocolate y una vez un poco derretida le metí la batidora y después de un rato la mantequilla.

Según la receta debía quedar emulsionado y cuajar pero no cuajó, así que tuve que montarla como si fuera nata después de tenerla un rato en el frigorífico. No creo que tenga que quedar así el relleno pero hice lo que pude.

A continuación puse la ganache en la manga y rellené los macarons. El resultado es el de la foto.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada