jueves, 23 de febrero de 2012

Bavarois Hello Kitty con chocolate blanco

Esta es una de las tartas que hice para mi hija Elena en su décimo cumpleaños. Es de una revista de Salvat “Dulces postres” de Hello Kitty.
Escribo la receta de la revista. 
La tarta quedó muy graciosa pero estaba un poco ácida, no sabemos si por el yogur o porque necesitaba más azúcar. Creo que estaría mucho mejor haciendo la tarta de queso que lleva cuajada y le gusta a casi todo el mundo. Además es muy fácil. 
Lo mejor el molde. 


Ingredientes:
210 g de yogur griego 
2 huevos
200 g de  chocolate blanco
65 g de azúcar
2,5 dl de nata
5 hojas de gelatina de 2 g cada una
1 taza de café azucarado

Para la decoración
50 g de chocolate para fundir
0,5 dl de nata
Unas gotas de colorante alimentario rojo


Preparación:
Deja la gelatina en remojo en agua fría durante unos 15 minutos. Trocea el chocolate blanco, fúndelo en un cazo al baño María y apaga el fuego
Pon las  yemas en una cazuela, agrega el azúcar y móntalas con la batidora hasta que queden bien espumosas y tomen un color casi blanco. A continuación, vierte la nata y amalgámala con una cuchara de madera. Incorpora el café y calienta la preparación a fuego lento; cuécela sin parar de remover hasta que la crema comience a espesar y recubra la cuchara.
Retira la crema del fuego, añade la gelatina bien escurrida y espera hasta que se funda por completo. Luego, agrega el chocolate fundido caliente y mézclalo todo con cuidado.
Deja enfriar un poco la crema e incorpora el yogur y las claras, montadas a punto de nieve muy firme con la batidora. Mezcla de abajo arriba y nunca en sentido circular para que no se desmonten las claras. Vierte la preparación en el molde de silicona Hello Kitty e introdúcelo en la nevera unas 4-5 horas.
En el momento de servir, desmolda la bavarois y colócala sobre una fuente. Para la decoración vierte el chocolate fundido en un cucurucho de papel de horno y rellena los huecos para crear los ojos y los bigotes de Hello Kitty. Monta la nata con unas gotitas de colorante rojo, ponla en una manga pastelera con una boca lisa y forma unos montoncitos de nata sobre el lazo.
¡Aviso! Los montoncitos de color rosa del lazo resbalaban y se caían. Tendría que haber hecho unas rayas superficiales con un tenedor para que se sujetasen un poco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada